Semana
01
Sócrates

LA PLAYA

Género
Relato
Ranking
0 20 0
Anterior Texto

Tenía el mar ante sí, tranquilo y azul. El cielo estaba límpido, sólo alguna gaviota despistada lo cruzaba apresurada de vez en cuando. “Como si supieses dónde vas, bicho atontado”, pensó con una mueca de disgusto. Eran algo estridentes para su gusto. Un barco se veía a lo lejos, cruzando lentamente el horizonte.

Cerró los ojos y suspiró con placer. Todo era perfecto, tal como lo había pedido. Una suave brisa fresca se colaba entre las hojas de palma de su palapa. Había recorrido en poco tiempo innumerables islas. Playas de aguas azules, verdosas, plateadas, de arenas finas y doradas… Nunca se cansaba del sonido rítmico de las olas del mar, ese adormecimiento feliz y despreocupado que le sobrevenía en cuanto se sentaba en su tumbona y borraba de su mente todo pensamiento que no tuviera que ver que ver con aquel momento mágico.  

Una gaviota volvió a graznar de forma desagradable.

Cuando estaba comenzando a dormirse mecido por el sonido del mar, se oyó un timbre que marcaba el final de su tiempo de reposo. Se levantó con pereza de la tumbona. Le costaba volver a la realidad. Quizá si pedía un tiempo extra se lo concedieran para el mes siguiente. Se acercó al panel de la pared y pulsó las teclas para finalizar la sesión. La imagen de la playa se fue desvaneciendo de la pared con un pequeño zumbido. “¿Ha disfrutado de su descanso en la playa? Del 1 al 5, señale por favor su grado de satisfacción. ¿Tiene algún comentario que añadir?” Sin dudarlo, escribió: “No más gaviotas, por favor” 

Publicado la semana 1. 06/01/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter