Semana
01
Oban PinRut

Helicópteros y el oro de los putos Leprechauns

Género
Relato
Ranking
1 26 0
Anterior Texto

Todo apunta ahí, y entre tu piernas hay un pequeño tesoro que se puede tocar y es sólo para nosotros. Un puto banquete. Un puto arcoiris cuelga entre tu polla y mi coño, y en ambos extremos, el oro de los putos Leprechauns.

 

La exploradora lleva meses estudiando la zona y ha acampado cerca, de manera que todos los caminos la guíen y cada paso sea el paso bueno y no sobre nada ni falte nada y se va acercando al buffet libre de compartir cuando llegan los helicópteros.

 

-ATENCIÓN -sale un vozarrón desde uno de los helicópteros-. ATENCIÓN. MÁXIMO DESPLIEGUE.

 

Pero el despliegue no es sino mediático, y todas las cámaras apuntan a mi cara junto a tu glande que ahora gana la partida. Ahora está en todas las portadas, y mi cara no está todo lo serena que debería estar: mi cara es un puto chiste al lado de una polla. Una pegatina de Matutano. Mi cara es un puto tazo de los Looney Tunes y ya no me pertenece, ni a tí tu polla ni tu mierda de sonrisa.

Publicado la semana 1. 07/01/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter