Semana
02
Género
Relato
Ranking
7 348 8

En un intento vano de recuperar la gracia de su Dios, inmoló a sus molestos hijos en el altar del fregadero (que no por hacer un sacrificio tenía porqué dejarlo todo pringando). Craso error, como pudo advertir de nuevo en los rehuyentes ojos de su Señor mientras éste testificaba contra ella. Estaba claro que en sus actos había algo que no la hacía digna de Él. Mientras se la llevaban de vuelta a la celda entendió: la siguiente ofrenda no se vería manchada por el pecado de la pereza. Amén.

Publicado la semana 2. 13/01/2018
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter